ISLAND, el navegador de los 1.300 millones

Por Fernando Molina, CEO de NUBEADO – Expertos en tecnologías web.

Desde los albores de internet, han sido numerosos los navegadores web que han ido surgiendo, cada uno con sus propias características, funcionalidades y experiencias para el usuario. Desde los ya obsoletos Netscape o Internet explorer, hasta los actuales Chrome, Firefox, Safari, Edge, Opera; todos estos, archiconocidos para la mayoría de los usuarios. Pero si preguntamos al lector si ha oído hablar alguna vez del navegador Island, probablemente nos diría que no. 

En el artículo de este número de la revista, realizaremos la presentación de este revolucionario navegador web, que ha conseguido en apenas unas semanas desde su lanzamiento, obtener una valoración en el mercado de 1.300 millones de dólares. 

Empecemos por el principio. Island es una startup fundada en 2020 de la mano de dos antiguos exejecutivos de Symantec, empresa especializada y ciberseguridad, y es la responsable del desarrollo del navegador que lleva su nombre. Hace apenas unas semanas, lanzó este novedoso navegador, que se diferencia del resto fundamentalmente de exploradores, en su clara orientación al ámbito empresarial, con una suite de herramientas enfocadas a la ciberseguridad del usuario. 

Su lanzamiento ha causado tal furor entre los inversores, que ha conseguido el “título” de unicornio (empresa que alcanza una valoración de 1.000 millones de dólares sin tener presencia en Bolsa) en un tiempo récord.

¿Pero, qué tiene el navegador Island que lo haga tan especial?

La principal diferencia de Island respecto al resto de navegadores que existen actualmente en el mercado es que no ha sido diseñado pensando en el usuario doméstico. Habitualmente, estos usuarios suelen elegir navegadores que les permita adaptar la experiencia de navegación a sus preferencias, instalando extensiones, temas, etc. En cambio, las empresas suelen preferir limitar y controlar qué tipos de páginas visitan sus empleados y qué complementos o funcionalidades pueden instalar y utilizar; y ahí es donde Island se vuelve diferencial.

Island Enterprise Browser, que está basado en chromium, ha sido especialmente diseñado para ser utilizado en el ámbito empresarial, ofreciendo a los administradores Ti de las empresas, herramientas avanzadas de configuración que; en palabras de sus creadores, ayudan a proteger las aplicaciones SaaS, evitan la fuga de datos y permiten una visión completa de todas las instalaciones, para facilitar la identificación del origen de los incidentes lo más rápidamente posible. También cuenta con funciones de seguridad integradas, como aislamiento web, prevención de exploits y enrutamiento de red inteligente.

Por poner un ejemplo, gracias al navegador Island, la empresa podrá elegir si en los equipos informáticos en los que está instalado, se podrá usar las funciones copiar y pegar, hacer capturas de pantalla, descargar de contenido; limitando incluso, qué extensiones se podrán instalar o qué dominios se podrán visitar.

Otra de las grandes aportaciones a la seguridad de las compañías de este navegador, es que permitirá proteger los equipos de una empresa del BYOD (Bring Your Own Device, o dicho de otro modo, que un trabajador use su propio ordenador en la empresa), gracias a las restricciones aplicables anteriormente citadas.

Y es que, si bien las empresas suelen contar con numerosos recursos que les permite proteger su infraestructura TI de posibles incidentes de seguridad, la idea de que esto pueda llevarse a cabo también desde el propio navegador web resulta muy interesante para las compañías, independientemente de su sector y tamaño.

Lo que resulta innegable, es que Island ha desarrollado una forma totalmente novedosa de pensar en el trabajo empresarial, permitiendo transformar el entorno de trabajo para que sea seguro por diseño, permitiendo a las compañías alcanzar niveles totalmente nuevos de seguridad, productividad y eficiencia de TI.

El único inconveniente que Island plantea por ahora es que, al ser un navegador puramente profesional, su acceso está limitado únicamente a los clientes empresariales de Island, por lo que no está disponible para el resto de los usuarios.

Esto nos lleva irrevocablemente, a tener que esperar todavía algún tiempo, hasta que podamos instalar y testar en primera persona, las bondades de este ciberseguro navegador. 

Mientras esperamos a que llegue ese momento, no nos quedará más remedio que seguir utilizando los navegadores tradicionales, con las funcionalidades y características que estos nos aportan.

Comparte esta noticia:

Suscríbete a Pymes Magazine

* Campos obligatorios

NOTICIAS RELACIONADAS