La Asociación AFAR, 35 años ayudando y asesorando a las familias de reclusos y exreclusos

La Asociación Nacional AFAR nace en 1987 gracias a Manuel Ángel Cano Muñoz, Capellán por aquel entonces del Centro Penitenciario de SEVILLA-I, que detectó la necesidad urgente de prestar ayuda y asesoramiento a las familias de reclusos y exreclusos. Solo en el año 2021 la asociación ha atendido a un total 7405 personas, siendo el número mayor de personas atendidas en los tres centros CAPI de Alcalá de Guadaira con un total de 7077 de personas.

AFAR fue creada el 23 de noviembre de 1987 por  Manuel Ángel Cano Muñoz. Por aquel entonces, Manuel Ángel era Capellán del Centro Penitenciario de SEVILLA-I y detectó la necesidad urgente de prestar ayudas de emergencia, orientación y asesoramiento a las familias de reclusos y exreclusos para cubrir necesidades básicas y prevenir así la comisión de posibles actos delictivos derivados de la falta de recursos económicos y/o apoyo social.

Estas acciones fueron las que dieron origen al nombre primitivo de la Asociación: “Ayuda a las Familias Abandonadas de los Reclusos”, siendo A.F.A.R. su abreviatura. La sede de la Asociación se ubicó en un local cedido por el Beaterio de la Santísima Trinidad ubicado en Sevilla en la Calle María Auxiliadora s/n. Desde allí, se atendieron a más de 800 familias con escasos recursos, en su mayoría con algún miembro recluido en prisión, que demandaban ayudas urgentes de primera necesidad ofreciéndoseles apoyo en la búsqueda de empleo y en la tramitación de ayudas y prestaciones sociales.

Con el paso de los años, a estos objetivos iniciales se sumaron otras actuaciones ampliándose el campo de intervención a otros sectores de la población que también demandaban atención y ayuda. Por este motivo, en el año 1989, se incluyó entre los fines de la Asociación la atención a otros colectivos en situación y riesgo de exclusión social, personas sin hogar y personas con problemas de adicción y, en el año 2007, la protección de menores en situación de desamparo.

Debido a la ampliación paulatina de la labor social de la Asociación, y la desvinculación con el paso de los años de la intervención con familias de reclusos y exreclusos, se consideró oportuno modificar el nombre pasando a denominarse como “Asociación Nacional AFAR”.

Detrás de AFAR se encuentra un gran número de personas comprometidas con la defensa de quienes se encuentran en situación de desprotección o exclusión social. Al frente de todas esas personas, se encuentra Manuel Ángel Cano, que con su espíritu de lucha y entrega a los más necesitados, nos arrastra a todos a seguir adelante en este gran proyecto. 

AFAR tiene un importante equipo humano que está compuesto por personal laboral y voluntario con formación en disciplinas como el trabajo social, psicología, educación social, pedagogía, derecho, integración social, atención sanitaria y terapia ocupacional así como profesionales encargados de la administración general de la entidad (gestión de calidad, captación de fondos, recursos humanos, comunicación, administración financiera, etc.). Así mismo, como entidad asociativa, AFAR tiene dos órganos de gobierno que son la Asamblea General y la Junta Directiva.

Cómo colaborar con AFAR

En AFAR aseguran que “el entramado empresarial es de gran necesidad para nuestra sociedad y para las entidades asociativas que, como AFAR, necesitan de mucho apoyo para sacar adelante sus programas y proyectos al no estar financiados al 100% por la administración pública.  Habría varias formas de colaborar con nosotros de varias formas:”

  • Haciéndose socio/a de la Asociación con una aportación económica periódica;
  • Con donaciones económicas o de mercaderías;
  • Colaborando en las distintas actividades para captación de recursos;
  • A través de contrataciones de los beneficiarios/as de las viviendas tuteladas para poder hacerles personas de plenos derechos en su proceso de incorporación laboral.

Este año se cumple el 35 aniversario de la asociación. “Son 35 años de constancia y lucha, con dificultades y muchas alegrías. Muchas personas han pasado por nuestras vidas desde miembros de las junta directivas, a personas colaboradoras, voluntarias, trabajadoras, personas que han necesitado de nuestro apoyo, vamos creciendo poco a poco pero con paso firme. No tenemos previsto hacer cosas muy distintas con respecto a otros años, pero en el almuerzo que se realizará en septiembre en la Hacienda La Andrada, se hará un acto especial donde se hará un recorrido por los 35 años de la Asociación donde Manuel Ángel ha sido la figura más importante”, nos cuentan desde AFAR.

Proyectos y actividades

Desde la asociación aseguran que su “día a día es luchar por continuar con los proyectos y actividades que venimos realizando a favor de los más necesitados”. Nos indican que durante el mes de julio se iniciarán las obras para la reforma y adecuación de una antigua nave de carpintería que se encuentra en desuso,  dentro de las instalaciones de la Asociación Nacional AFAR, contiguas al Centro de Acogida a Personas Sin Hogar, para destinarla a un Módulo de Ingreso Inmediato que sirva para que las personas que vayan a acceder a nuestro Centro de Acogida, puedan pasar el periodo de cuarentena de 14 días establecido, previo al acceso al centro residencial, de forma digna.

Las actividades que actualmente llevan a cabo desde la entidad son las siguientes:

1. Acogimiento temporal y atención integral para la incorporación social de personas sin hogar y sin alojamiento digno. En este dispositivo de acogida se atiende a personas que se encuentran sin hogar o con graves problemas de convivencia, ofreciéndoseles espacios y recursos que dignifiquen sus condiciones de vida así como acompañamiento en los procesos de personalización y socialización con el fin de favorecer la incorporación social y rehabilitación, en aquellos casos en los que existen problemas derivados de adicciones.

Asimismo se acoge a personas y familias que, por diversas circunstancias, se encuentran en una situación de emergencia social. Emplazado en el municipio sevillano de Alcalá de Guadaíra y con una capacidad asistencial de 38 plazas.

2. Acogimiento temporal y atención integral sociosanitaria para la rehabilitación e incorporación social de personas sin hogar, tras su convalecencia y tras alta hospitalaria.  Este es un dispositivo de acogida a personas que, estando en situación de convalecencia, se encuentran sin hogar o sin alojamiento digno tras recibir el alta hospitalaria.

Emplazado en Sevilla y con una capacidad asistencial de 12 plazas, en este centro se ofrece acogimiento temporal a personas con dependencia moderada sobrevenida y personas con cierto deterioro a nivel físico y cognitivo que tienen mermadas muchas de sus habilidades, requiriendo cuidados sociosanitarios así como la realización de curas, custodia y supervisión de los tratamientos médicos necesarios para su recuperación.

3. Vivienda tutelada para personas con problemas de drogodependencias y adicciones sin sustancia. En una casa céntrica con capacidad asistencial de 6 plazas emplazada en el municipio sevillano de Alcalá de Guadaira, se ofrece alojamiento y atención integral a quienes se encuentran en la fase final de un proceso de deshabituación de drogodependencias y adicciones sin sustancia promoviéndose su normalización e incorporación sociolaboral a través del establecimiento de la relación de ayuda y el fomento de la motivación, fundamental para fortalecer en estas personas sus capacidades personales, su confianza, visión y protagonismo por transformar sus situaciones de partida.

Esta Vivienda de Apoyo a la Reinserción está tutorizada por profesionales que supervisan y actúan como agentes de cambio apoyando las tareas y gestiones de la vida diaria con el propósito de potenciar la autonomía e independencia plena de estas personas.

4. Programa de Viviendas Tuteladas de Transición a la Autonomía. En tres viviendas ubicadas en el casco urbano de Alcalá de Guadaíra, con capacidad asistencial total de 11 plazas, se ofrece un recurso habitacional de transición hacia una vida autónoma a personas sin hogar y personas inmigrantes y jóvenes extutelados que han salido del sistema de protección de menores de la Junta de Andalucía.

Bajo la tutela de profesionales de la intervención social se acompaña a la persona para la adquisición de las competencias personales que hacen posible que se desenvuelva con eficacia en los diversos contextos de la vida cotidiana garantizándose la orientación, información y asesoramiento para la formación y búsqueda de empleo así como la participación en talleres y acciones de ocio y tiempo libre que fomenten el desarrollo personal.

5. Centro de Día para Personas sin Hogar.  Es un recurso de atención diurna de baja exigencia dirigido a cubrir las necesidades básicas diarias de personas que se encuentran en situación de calle en el municipio sevillano de Alcalá de Guadaíra.

6. Proyecto de garantía alimentaria a personas con escasos recursos económicos y/o en riesgo o situación de exclusión social.  La finalidad de este servicio es satisfacer las necesidades de carácter alimentario de personas residentes en el municipio sevillano de Alcalá de Guadaíra que no disponen de recursos económicos para su alimentación y se encuentran en condiciones de especial vulnerabilidad o en situación de exclusión.

En coordinación con el Centro Municipal de Servicios Sociales Comunitarios de Alcalá de Guadaíra, se hace entrega de 165 unidades diariamente de almuerzos y cenas elaboradas por una empresa especializada, atendiéndose las necesidades especiales de quienes tengan problemas de salud. Asimismo, se ofrece un servicio de información y orientación para aquellas personas que demanden otro tipo de atención social.

7. Taller ocupacional. Es una actividad que se lleva a cabo en instalaciones adjuntas al centro de acogida a personas sin hogar de Alcalá de Guadaíra, consistente en la recogida de ropa usada, elaboración de minirollos de riego y un huerto ecológico en permacultura.

Asimismo, en colaboración con el Servicio de Gestión de Penas y Medidas Alternativas adscrito a la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior, participan en estos talleres personas penadas sujetas al cumplimiento de jornadas de trabajo en beneficio a la comunidad, contribuyendo así la entidad en la ejecución y cumplimiento de sanciones penales en las que la persona infractora permanece en su medio comunitario pero siendo sometido/a a ciertas restricciones, mediante la imposición de condiciones u obligaciones.

8. Formación para el acceso a la sociedad de la información y uso de las nuevas tecnologías (capis). En Alcalá de Guadaíra gestionamos tres Centros de Acceso Público a Internet destinados a facilitar herramientas y conocimientos sobre competencias tecnológicas a personas que presentan dificultades de acceso a la Sociedad de la Información Digital, estando ubicados en las barriadas más desfavorecidas de la ciudad catalogadas como Zonas Necesitadas de Transformación Social de Andalucía:

  • Zona Sur: Barriada de El Castillo-San Miguel. CAPI Perejil
  • Zona Norte: Barriada de La Paz. CAPI Zona Norte
  • Zona Este: Barriada Rabesa. CAPI Rabesa

Con este proyecto tratamos de extender el uso y las ventajas de las nuevas tecnologías a aquellos grupos que por su situación social y económica tienen mayores dificultades para utilizar o acceder a las Nuevas Tecnologías como pueden ser personas mayores, personas migrantes, personas con problemas de adicción, personas con diversidad funcional, personas desempleadas con baja cualificación, familias en situación o riesgo de exclusión social, personas con escasos recursos económicos o parados de larga duración, entre otros.

Objetivos de la asociación

Conforme a nuestros Estatutos, el fin general de la Asociación Nacional AFAR es luchar contra la exclusión social mediante el desarrollo de programas de intervención dirigidos a personas gravemente excluidas o en situación de riesgo de exclusión social, y en concreto:

  • Atención a personas sin hogar y/o en situación de emergencia social.
  • Atención a personas drogodependientes.
  • Atención a personas dificultad para desenvolverse con autonomía e independencia (mayores, dependientes y discapacitados).
  • Atención a personas desempleadas y/o· con especiales dificultades de inserción laboral (mujeres, mayores de 45 años, parados de larga duración, inmigrantes, etc.).
  • Atención a mujeres víctimas de malos tratos y violencia de género.
  • Atención a reclusos y ex-reclusos.
  • Protección de menores.

Por ello, nuestros principales objetivos son:

  • Satisfacer necesidades básicas de las personas beneficiarias.
  • Promover y facilitar la incorporación social desde la autonomía personal.
  • Incentivar la adquisición y mantenimiento de comportamientos y actitudes (hábitos) destinados a lograr un estilo de vida saludable.
  • Fomentar la consolidación de conocimientos y habilidades que favorezcan el proceso de maduración personal.
  • Favorecer la formación e inserción laboral de las personas beneficiarias.

Nos confiesan que “la pandemia ha supuesto un antes y un después en el funcionamiento de los centros de acogida debido a las restricciones de ingreso según las autoridades sanitarias, de ahí la creación del Módulo de ingreso ya que el que tenemos actualmente no está adaptado a los nuevas necesidades de las personas acogida. La subida de los precios claro que nos afecta, la administración pública siempre viene con recortes y la Asociación tienen subidas en todos los producto de primera necesidad (luz, gas, gasoil caldera, gasoil vehículos, alimentación, productos de limpieza e higiene,…), de ahí que constantemente estemos realizando eventos para poder sacar financiación que cubra estas desviaciones de dinero”.

Comparte esta noticia:

Suscríbete a Pymes Magazine

* Campos obligatorios

NOTICIAS RELACIONADAS