Carreteras y accidentes de verano

“Precaución amigo conductor, la senda es peligrosa…. “así rezaba una antigua canción de Perlita de Huelva, y razón no le faltaba. La carretera es peligrosa y en verano se suceden con mas asiduidad lo accidentes de tráfico, en muchas ocasiones por la cantidad de desplazamientos que hay debido a las ansiadas vacaciones y la inquietud por llegar y no conducir con diligencia y tranquilidad. 

Vamos a remitir unas sencillas pautas de como actuar ante un accidente, no ponernos excesivamente nerviosos y saber como actuar en consecuencia legalmente. Qué tengo que hacer ante un Accidente de Tráfico. Se trata de casos que pueden tener consecuencias graves y necesitan de actuaciones inmediatas.

El Código Penal dice al respecto que, todos los ciudadanos deben atender a los heridos de un accidente en los siguientes supuestos:

  • Se ve implicado en el accidente
  • Presencia un accidente
  • Tiene conocimiento de que está sucediendo un accidente

El artículo 195 del Código Penal establece que:

El que no socorriere a una persona que se halle desamparada y en peligro manifiesto y grave, cuando pudiere hacerlo sin riesgo propio ni de terceros, será castigado con la pena de multa de tres a doce meses.

Como podemos observar, ante un accidente de tráfico estamos obligado a socorrer a los implicados y ayudarles ante cualquier problema que puede ocasionarse.

¿Cuál es el protocolo de actuación ante un Accidente de Tráfico?

Debemos seguir el protocolo que explica la DGT.

Proteger

Si somos testigos de un accidente de tráfico tendremos que asegurar la zona para proteger a los posibles afectados y para señalizar a los otros conductores el conflicto que ha sucedido.

Ante cualquier accidente de tráfico, lo primero que tenemos que tener en cuenta es nuestra seguridad. Si para socorrer a los implicados tenemos que hacer maniobras o poner en peligro a otros conductores debemos proseguir la marcha y avisar a los servicios de emergencia.

Para proteger la zona del accidente debemos tener en cuenta una serie de requisitos que son imprescindibles para cumplir con las normas de seguridad:

  • Encender las luces de emergencia
  • Ponerse el chaleco de seguridad reflectante
  • Colocar los triángulos de emergencia
  • Avisar a los demás conductores

En cuanto a los triángulos de emergencia debemos saber que existen dos diferencias en cuanto a su colocación. En autopistas y autovías se situarán al menos a 50 metros del lugar del accidente de tráfico. Si estamos en carreteras secundarias los colocaremos a la misma distancia delante y detrás del vehículo.

El chaleco reflectante será obligatorio cuando un conductor salga del vehículo y ocupe la calzada o el arcén de las vías interurbanas. Queda regulado por el artículo 118.3 del Reglamento de Circulación y por eso tenemos la obligación de llevarlo en nuestro vehículo.

Ante cualquier tipo de siniestro debemos acercarnos con precaución y observar los posibles riesgos del siniestros, estos pueden tener consecuencias devastadoras. Tenemos que tener cuidado ante escapes de gasolina, incendios o mercancías peligrosas.

Alertar.

Tras asegurar la zona del siniestro tenemos que avisar a los servicios de emergencia. Para ello podemos llamar al número de teléfono 112 o acudir a uno de los puestos SOS que hay instalados en las carreteras.

Durante la llamada telefónica será de gran utilidad aportar información relacionada con:

  • LUGAR DEL ACCIDENTE DE TRÁFICO: carretera, punto kilométrico, sentido de la conducción, establecimiento cercanos, carteles de indicaciones
  • INFORMACIÓN SOBRE EL SINIESTRO: explicar qué ha pasado y sus consecuencias
  • PERSONAS IMPLICADAS EN EL ACCIDENTE: como se encuentran, si están conscientes, si tienen pulso
  • POSIBLES RIESGOS: incendios, nuevos accidentes de circulación, personas atrapadas

Socorrer

Al acercarnos a la zona del accidente, por regla general, no debemos sacar a las víctimas del interior del transporte. Tengamos en cuenta que la mayoría de personas no tenemos conocimientos médicos y podemos causar o aumentar los daños de los afectados.

Tendremos que actuar solo cuando sepamos que podemos ayudar a los individuos que han sufrido el accidente de tráfico. Únicamente podremos hacerlo si consideramos que se trata de una situación de riesgo donde la vida de la persona corra peligro.

¿Es obligatorio socorrer en un Accidente de Tráfico?

Tanto si estamos implicados en un accidente de tráfico como si no, estamos obligados a prestar ayuda a los afectados. Negar la asistencia o no atender a las personas con daños supone un delito castigado por el Código Penal. Para colaborar en estos siniestros debemos actuar siempre cumpliendo el protocolo explicado anteriormente: proteger, alertar y socorrer. El Reglamento General de Circulación, en el artículo 129 hace referencia a la obligatoriedad de los implicados a socorrer a los afectados. Señala que:

Los usuarios de las vías que se vean implicados en un accidente de tráfico, lo presencien o tengan conocimiento de él estarán obligados a auxiliar o solicitar auxilio para atender a las víctimas, si las hubiera, prestar su colaboración para evitar mayores peligros o daños, restablecer, en la medida de lo posible, la seguridad de la circulación y esclarecer los hechos.

Si has sufrido un accidente de tráfico y la otra parte implicada salió de la zona debes saber que tienes el derecho a reclamar. La omisión de socorro es considerado como un delito grave que puede ser castigado hasta con cuatro años de prisión.

Faqs

  • Pregunta 1
    Respuesta de prueba
  • Pregunta 2
    asdfasdfasfsd

PYMES Magazine

Equipo de redacción de PYMES Magazine

Comparte esta noticia:

NOTICIAS RELACIONADAS

A %d blogueros les gusta esto: