Descubre Huelva en tres días

Conoce Huelva en tres días: paisajes naturales asombrosos, playas paradisíacas y gastronomía exquisita y sus tesoros históricos.

Día 1

Comienza tu aventura en el corazón histórico de Huelva, explorando la ciudad y su rica herencia cultural. La primera visita obligada es el imponente Monasterio de la Rábida. Desde principios del Siglo XIII los frailes franciscanos han estado presente en este pequeño alcor sobre el estuario en que confluye los ríos Tinto y Odiel, en el término municipal de Palos de la Frontera, Huelva. Este Convento Franciscano ha sido testigo directo de uno de los hechos más determinantes de la Historia de la Humanidad, como fue el descubrimiento de América. Las murallas centenarias y las antiguas capillas transportan a los visitantes a través del tiempo.

Luego, dirígete al Muelle de las Carabelas, un museo al aire libre, localizado en el municipio Palos de la Frontera, que alberga réplicas exactas de las famosas naves que zarparon hacia el Nuevo Mundo: La Niña, La Pinta y La Santa María. Puedes caminar por las cubiertas y sentir la emoción de la expedición de Colón.

La tarde la puedes dedicar a perderse por las estrechas calles del casco antiguo, descubriendo la arquitectura tradicional y sus plazas llenas de encanto. Asegúrate de visitar la Casa Colón, un palacio renacentista convertido en centro cultural, donde se realizan exposiciones y eventos culturales. Es uno de los edificios más significativos de la ciudad de Huelva.

Día 2

La gastronomía es una parte esencial de la experiencia en Huelva, conocida por sus productos frescos y sabores intensos. Comienza tu segundo día disfrutando de un desayuno en una típica cafetería local, donde podrás probar las famosas tostadas con tomate y jamón ibérico.

Después, dirígete a la Sierra de Aracena, famosa por sus productos de cerdo ibérico. Visita una de las tradicionales bodegas de jamón para aprender sobre el proceso de curado y degustar este manjar. Aprovecha la oportunidad para explorar los encantadores pueblos blancos que salpican la sierra, como Aracena y Alájar.

Aracena es la capital de la comarca y la que da nombre a la sierra y al Parque Natural, uno de los espacios protegidos más importantes de la Comunidad y que ocupa todo el norte de la provincia con sus dehesas. Su casco urbano, repleto de monumentos y declarado Bien de Interés Cultural, se ubica al pie de su antiguo castillo y de la Iglesia Prioral de Nuestra Señora del Mayor Dolor, que conserva el alminar de la mezquita que le precedió. Además de ésta y otras muchas iglesias que componen su patrimonio, lo más destacado, y por lo que es más conocida es por la Gruta de las Maravillas. Situada en pleno casco urbano, la riqueza y variedad de formaciones que se contemplan en su recorrido de 1.200 metros la convierten en una de las cuevas turísticas más visitadas de España. La gran extensión de sus lagos, la abundancia y variedad de formaciones, y la longitud de su desarrollo hacen de este complejo subterráneo un conjunto de gran belleza y vistosidad y es, por ello, un lugar especialmente atractivo.

Día 3

El último día puedes explorar la naturaleza excepcional que rodea Huelva. Dirígete al Parque Nacional de Doñana, uno de los humedales más importantes de Europa. Los ecosistemas acuáticos y terrestres le confieren unas características específicas para albergar una biodiversidad única, destacando algunas especies tan emblemáticas como el lince ibérico y el águila imperial, ambas en peligro de extinción. La marisma es lugar de paso, cría e invernada para miles de aves europeas y africanas, lo que la convierte en un ecosistema de altísimo valor ecológico.

Otra visita indispensable es la aldea de El Rocío. Es una pequeña aldea del municipio de Almonte, situada a 15 kilómetros de Matalascañas, a la que se accede por un camino que bordea el Parque Nacional de Doñana, dándole a ese camino unas vistas incomparables y una auténtica belleza. Es una zona de casas pequeñas y blancas, de mucha tradición, toda ella rodeando la Ermita de la Virgen del Rocío, donde reside la Blanca Paloma, nombre que se le da a esta Virgen y de la que existen miles de devotos que semanalmente van a venerarla.

Por la tarde, relájate en las playas de la Costa de la Luz. Playas como Punta Umbría o Mazagón ofrecen extensiones interminables de arena dorada y aguas cristalinas. Disfruta de un tranquilo día bajo el sol mediterráneo o participa en actividades acuáticas emocionantes. Disfruta del típico “pescaito frito”, las coquinas y las famosas gambas de Huelva.

Con esta inmersión de tres días, habrás experimentado lo mejor que Huelva tiene para ofrecer: una rica historia, sabores auténticos y una naturaleza que te dejará sin aliento. Esta región encantadora te hará desear volver una y otra vez para seguir explorando sus tesoros ocultos.

PYMES Magazine

Equipo de redacción de PYMES Magazine

Comparte esta noticia:

NOTICIAS RELACIONADAS

A %d blogueros les gusta esto: