La importancia de un plan de igualdad

La importancia de un plan de igualdad radica en que es una herramienta fundamental para garantizar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el lugar de trabajo. La elaboración y aplicación de un plan de igualdad permite detectar y corregir las desigualdades de género existentes en la empresa, fomentar la igualdad de oportunidades y prevenir la discriminación por razón de género.

Es importante realizar un buen diagnóstico previo, según el Real Decreto 901/2020, las áreas de estudio que deben incluirse en un plan de igualdad son las siguientes:

Proceso de selección y contratación: se debe analizar el proceso de selección y contratación para garantizar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en términos de acceso al empleo y condiciones laborales.

Promoción y clasificación profesional: se debe analizar la clasificación profesional y la promoción interna para evitar la discriminación por razón de género y garantizar la igualdad de oportunidades.

Formación: se debe analizar la formación que se ofrece en la empresa para garantizar la igualdad de oportunidades en el acceso a la formación y la promoción profesional.

Condiciones de trabajo, incluida la auditoría salarial que es identificar las brechas salariales de género, es decir, las diferencias injustificadas en las remuneraciones de hombres y mujeres que desempeñan trabajos similares.

Conciliación de la vida personal, familiar y laboral: se debe analizar la situación de los trabajadores respecto a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral para garantizar una distribución equilibrada de las responsabilidades familiares y permitir el acceso a los recursos que faciliten dicha conciliación.

La infrarrepresentación femenina es un aspecto relevante a considerar en un plan de igualdad, ya que es una muestra de la desigualdad existente entre hombres y mujeres en un determinado ámbito, sector o nivel.

Retribuciones: se debe analizar la retribución que reciben los trabajadores, con el fin de detectar posibles desigualdades salariales entre hombres y mujeres que deban ser corregidas.

Prevención del acoso sexual y por razón de sexo: se debe analizar y establecer medidas para prevenir el acoso sexual y por razón de sexo en el lugar de trabajo.

Establecer medidas cocretas de actuación frente a situaciones de discriminación por razón de género, así como canales de denuncia y procedimientos para su tratamiento.

Además, un plan de igualdad mejora la imagen de la empresa y puede contribuir a mejorar el clima laboral, la motivación y el compromiso de los trabajadores, así como a aumentar la productividad y la competitividad de la empresa.

Antonio Antonio Sambla Navío

Comparte esta noticia:

NOTICIAS RELACIONADAS

A %d blogueros les gusta esto: