Orgullo Vieja, la defensa de la vejez digna

Ocho mujeres trianeras de entre 65 y 97 años protagonizan Orgullo Vieja, una obra de teatro la que cuentan sus vidas a través de monólogos, que muchas de ellas han sido duras, pero lo hacen desde el humor y la ternura. Se trata de una experiencia que une monólogos, música, baile, risas y lágrimas a partes iguales.

Las ocho comparten un sueño: ser artistas y monologuistas, triunfar en el mundo del espectáculo y reivindicar que las mujeres mayores merecen respeto y visibilidad. Por eso han formado una compañía y han montado esta obra de stand up comedy titulada Orgullo Vieja en la que cuentan su propia historia. Este grupo de mujeres luchadoras y libres a pesar de su edad creen que nunca es tarde para perseguir un sueño. Después de haber pasado la vida cuidando de otros, ahora les ha llegado el momento de cuidar de sí mismas. 

Orgullo Vieja es un singular montaje teatral dirigido por Falín Galán basado en la idea original de Mamen García y Chema Rodríguez, con el que estas mujeres están recorriendo los escenarios cumpliendo su sueño de ser artistas. Además, el espectáculo forma parte de la película que está rodando sobre este acontecimiento el cineasta Chema Rodríguez. 

Con el lema “Toda la vida por delante” estas trianeras ya han actuado en otras provincias andaluzas y en Madrid. El próximo 19 de abril actuarán en la Sala Cero y ya tienen todas las localidades vendidas desde el mismo día que salieron a la venta. Además, han creado un decálogo en el que piden que se las tenga en cuenta, que no las traten como niñas y que las dejen tomar sus propias decisiones porque llevan con orgullo el cumplir años.  

Rafaela Chaparro, Pepa Delgado, Antoñita Cid, Ángeles Ortega “Kiska”, Catalina Gaitán, Esperanza García, Josefa García “Pepi” y Remedios García son las protagonistas de esta historia tan divertida y necesaria. Todas coinciden en que el teatro les ha dado alas y las anima a seguir. 

Sin lugar a dudas, Orgullo Vieja es el claro ejemplo de la defensa de una vejez digna, de luchar por los sueños, de luchar en la vida, de sobrevivir y de vivir. Cada una de las protagonistas lleva detrás una vida complicada, ninguna de ellas ha tenido un camino sencillo y sin embargo, todas son ejemplo de vitalidad de querer disfrutar y vivir la vida. Nosotros, nos quedamos especialmente con el mensaje de Rafaela, “si yo a mis 97 años puedo, todos podéis”. Así que con este mensaje de esperanza nos quedamos y os invitamos a seguir la historia de estas ocho mujeres. 

PYMES Magazine

Equipo de redacción de PYMES Magazine

Comparte esta noticia:

NOTICIAS RELACIONADAS

A %d blogueros les gusta esto: