Quiero vender y comprar a la vez

El planteamiento de muchas familias que quieren realizar un cambio de domicilio por varias circunstancias como es de piso a casa o viceversa, por cambio de municipio por motivos laborales o simplemente por gusto o necesidad. 

Son varios los inconvenientes que le preocupa al vendedor como es la liquidez económica necesaria para realizar la compra, la cual requiere venderla previamente para luego proceder a poder comprar. Otro seria,  tener que vender sin tener visto una vivienda de su interés o que el banco no te conceda el crédito necesario para poder llegar a éxito con la compra.

Hay posibilidad de poder realizar las gestiones de vender y comprar a la vez minimizando lo máximo posible el riesgo y los dolores de cabeza que te pudieran dar las transacciones pertinentes. 

Lo primero que se debe hacer, es asesorarse sobre el valor de mercado de la propiedad a vender, siempre siendo realista de su precio y descontar los gastos que le pertenecen según ley, como es la plusvalía y parte de la escritura de venta, así como descontar la hipoteca pendiente por liquidar económicamente y los gastos del levantamiento de cargas del registro de la propiedad. 

Una vez obtenido el resultado líquido disponible para aportar en la compra, se debe proceder al asesoramiento financiero, quien necesite hipoteca, para poder estimar la viabilidad hipotecaria de la cantidad necesaria sumado a la aportación para poder realizar la compra. 

Es importante que previamente se haya visualizado inmuebles que reúnan los requisitos que necesita para poder ser más preciso en el importe a gestionar. Los gastos de comprar el inmueble, debe de contemplarlo a la hora de estimar el presupuesto necesario, ya que se va un dinero.

Al comprador le pertenece notaría con parte de la escritura pública, inscripción del registro de la propiedad, impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP), gestoría  y los gastos que normalmente no se contemplan que tienen los hipotecantes, como son la tasación y seguros de vida y hogar que también es parte del producto que te cuelan las entidades bancarias para beneficiarte de un tipo de interés con bonificaciones.

Teniendo claro la viabilidad de las gestiones que se realizan, se debe proceder a poner la vivienda a la venta para poder localizar un comprador para su propiedad. En el momento que localice a un interesado, se debe dejar claro en el contrato los tiempos de desalojo del inmueble, que suele ser un mes o según acuerden, sobre todo a los que no puedan dar las llaves el mismo día de firma que es parte de las exigencias, pues al comprador suele crear desconfianza o se negocia el precio como prejuicio. 

Cuando se realiza la formalización del contrato privado de reserva, se debe proceder a la solicitud del préstamo hipotecario, dando eficiencia de contar con un contrato de proceso de venta de la vivienda para dejar aprobado el crédito solicitado necesario para el día de escritura pública de venta. Después de realizar la venta e ingresar el dinero en la cuenta bancaria donde se realiza la hipoteca, al día siguiente o dos días máximos, puede estar ejecutando la compra realizando así una venta y compra a muy corto plazo.

Antonio Antonio Manuel Álvarez

Gerente en GRUPO VIVIT Y PYMESMAGAZINE, presidente de la Asociacion de Comerciantes de Santa Lucia y miembro EBC excellence business club.

Comparte esta noticia:

NOTICIAS RELACIONADAS

A %d blogueros les gusta esto: