El Ayuntamiento, la Cámara de Comercio y Sevilla Futura lanzan una iniciativa público-privada de impulso al tejido de las startups tecnológicas y de ambición internacional con emprendedores de éxito como mentores de un programa con especial orientación hacia los centros educativos

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Corporación de Empresas Municipales (CEMS), ha lanzado hoy, junto con la Cámara de Comercio de Sevilla y en colaboración con la plataforma de innovación abierta Sevilla Futura y referentes del emprendimiento en la ciudad, una iniciativa público-privada para impulsar y promocionar las startups tecnológicas que tengan proyección global, en el marco de la ambiciosa estrategia municipal orientada hacia un cambio en el modelo económico de la ciudad donde la innovación y las tecnologías cobren mayor protagonismo.

“Es el primer paso de un gran proyecto de ciudad donde, a partir del impulso municipal, el timón sea asumido por el propio empresariado y referentes del emprendimiento en Sevilla. Se ha concebido este proyecto desde la escucha a emprendedores y pretendemos caminar de la mano y contar como mentores del programa con emprendedores y profesionales de éxito, como podrían ser David Troya y Juan Martínez-Barea, en el objetivo común de que este proyecto se convierta en los próximos años en una referencia autonómica, nacional e internacional en startups tecnológicas que aspiren a la internacionalización de su actividad”, ha explicado el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz.

“Cuando supinos de esta iniciativa por parte del Ayuntamiento, de la mano de estos nuevos empresarios y empresarias de Sevilla y que aspiran a conquistar el mundo, decidimos sin dudarlo sumarnos a esta iniciativa a través de  la Fundación Cámara y aportar todos los recursos disponibles y necesarios para alcanzar este reto: convertir a Sevilla en uno de los epicentros del desarrollo de startups  tecnológicas en España, Europa y, por qué no, en el mundo”, ha dicho por su parte el presidente de la Cámara de Comercio, Francisco Herrero, durante el acto de presentación, que ha contado, además, con la presencia de medio centenar de emprendedores y directivos, así como de la coordinadora de la CEMS, Carmen Castreño.

Por último, el presidente de Sevilla Futura, Ramón González, ha destacado las sinergias que este proyecto genera con las grandes empresas presentes en esta asociación, dado que entre sus fines está precisamente dar oportunidades a las startups. “Las vocaciones tecnológicas son necesarias para las grandes empresas, que necesitan también en sus plantillas perfiles tecnológicos en una industria creciente en cuanto a su demanda de empleo”, ha dicho González, quien ha recordado que el método de trabajo de Sevilla Futura radica en que las grandes compañías lancen retos (necesidades) que son resueltos por emprendedores o pymes externos.

Bajo el nombre de ‘La Fábrica de Sevilla’ arranca hoy un primer embrión con una oficina para emprendedores y startups locales en oficinas de Marqués de Contadero, pero con el objetivo de ir ocupando otros espacios municipales a medida que se vaya consolidando el proyecto y con sinergias con el Centro de Recursos Empresariales Avanzados de Sevilla (Edificio CREA), el centro de emprendimiento proyectado por el Ayuntamiento en las antiguas Naves de Renfe y Sevilla Futura, una plataforma de innovación abierta impulsada desde el Consistorio, puesta en macha hace cuatro años con la participación de una veintena de empresas, entidades, corporaciones y fundaciones y que permite que emprendedores y pymes desarrollen proyectos planteados por las compañías tecnológicas.

“Desde este espacio se impulsará la creación de empresas tecnológicas con vocación global, las startups, desde el ámbito privado y con la colaboración entre empresas, instituciones y emprendedores.  Pero fundamentalmente, las riendas de la formación, la mentorización o el asesoramiento las llevarán emprendedores de éxito de Sevilla, quienes compartirán sus experiencias en universidades, institutos o colegios, y junto con los profesionales digitales y también recursos de la Cámara de Comercio. Con la experiencia de estos emprendedores de éxito y el apoyo de instituciones, estamos convencidos de que se conseguirá un impacto sin precedentes en la ciudad para contagiar a toda una generación de jóvenes con el entusiasmo de creer que desde Sevilla se puede pensar y hacer a lo grande”, según ha explicado Muñoz.

Cinco pilares tiene ‘La Fábrica de Sevilla’. El primero, la configuración de un equipo de trabajo específico centrado en el apoyo a las startups de base tecnológica sevillanas y en la captación de emprendedores y profesionales que puedan trasladarse a la ciudad. El segundo, el desarrollo de un programa de actividades, encuentros, sesiones de trabajo y eventos centrado en la promoción de las startups y el emprendimiento. El tercero, la consolidación de un centro de referencia público-privado para las startups sevillanas y para las que quieran desarrollar proyectos, que en principio se ubica en oficinas de Marqués de Contadero. El cuarto, la aplicación de los resultados a la mejora de los servicios públicos a través de la CEMS. Y, por último, la configuración de alianzas con empresas y universidades para generar sinergias.

La metodología

La metodología ha sido desarrollada por los emprendedores implicados en esta iniciativa y se basa en la identificación precoz y desarrollo de personas con competencias idóneas para liderar o trabajar en este tipo de empresas; de ideas susceptibles de ser germen de unas startups tecnológicas con ambición global; y de empresas activas con capacidad de multiplicar exponencialmente su rendimiento con su internacionalización.

A su vez, son nueve los segmentos de trabajo de esta metodología: Semilla (estudiantes de menos de 18 años, centros educativos y sus familias y profesores de Economía y Emprendimiento); Cantera PRE (estudiantes universitarios y de FP superior, centros de formación y profesorado implicado en emprendimiento); Cantera PRO (estudiantes de masters, escuelas de negocio, spin off y proyectos de investigación); Boxes (profesionales con proyectos en ideación sin constitución legal; Arranque (proyectos de negocio en proceso de constitución legal, alta y primer arranque); Incubadas (empresas y profesionales alojados en aceleradoras, coworking,..); Senda (empresas tecnológicas implantadas con capacidad exponencial global); STAFF (instituciones públicas y privadas implicadas); y Referentes (startups tecnológicas globales y emprendedores/profesionales referentes de inspiración, apoyo, financiación y creación de sinergias).

El ambicioso plan de trabajo prevé movilizar a más de 150 centros formativos de todos los niveles, entre 1.000 y 1.500 futuros profesionales, identificar una bolsa anual de 120 proyectos potenciales de creación de negocio y filtrar 90 iniciativas ya en valor, así como la participación de hasta medio centenar de instituciones público-privadas o la puesta en valor referencial de una treintena y sus profesionales que hoy día son vivo ejemplo de este ecosistema y que tienen que ser referencia obligadas de proyectos y profesionales.

“Estamos, por tanto, ante una de las estrategias más ambiciosas de emprendimiento y desarrollo de proyectos tecnológicos que se han puesto en marcha en la ciudad. Un proyecto que viene a sumar y que es complementario, por tanto, a la labor que se realiza desde el CREA con Sevilla Emprende, desde espacios como El Cubo o desde Andalucía Emprende”, según ha concluido Antonio Muñoz.

Comparte esta noticia:

Suscríbete a Pymes Magazine

* Campos obligatorios

NOTICIAS RELACIONADAS