El papel de las consultorías alimentarias

La proyección de futuro en la industria alimentaria es una realidad cada vez más evidente, y solo hay que pensar en 10 años atrás para darse cuenta que la evolución del mercado y el aumento de la comercialización de productos alimentarios es una realidad que ha llegado para quedarse. En gran medida, impulsada por un consumidor cada vez más preocupado por su salud y con mayor accesibilidad a la información para resolver sus dudas con una consulta rápida por internet, pero… ¡CUIDADO! No todo lo que leemos es real.

Esto hace que las Industrias Alimentarias se vean obligadas a cumplir con numerosos requisitos legales para garantizar la seguridad en toda la cadena alimentaria, y por consiguiente las numerosas exigencias requeridas por el consumidor. Es por ello, según Vanesa García, gerente de Consultores y formadores en alimentación, S.L., que para la industria alimentaria se hace fundamental el asesoramiento técnico de especialistas externos que disponen de la formación, experiencia, buenas cualidades comunicativas. Y, además, garantizan la imparcialidad y ofrecen total disposición para ayudar a la industria en la implantación del sistema de gestión de la empresa. Este perfil es el que se conoce como el Consultor Alimentario.

Tecoal, S.L. es una consultora que nace en el año 1991 siendo el Departamento de Seguridad Alimentaria de Laboratorios Microal. Pero el tono cambiante y el nivel de exigencia que empieza a verse reflejado durante esos años en la normativa referente al sector agroalimentario y ambiental, hace que en el año 2017 se constituya como empresa independiente para ofrecer un servicio más especializado a sus clientes, creciendo hasta alcanzar la certificación de la Norma ISO 9001 y acumular más de 30 años de experiencia, convirtiéndose en un referente experto en Seguridad Alimentaria.

Una máxima para ellos es acompañar, en todo momento, a los clientes, desde el nacimiento hasta el desarrollo de su negocio, ofreciendo un servicio integral en el sector de la agroalimentación.

Su equipo posee un carácter multidisciplinar y se encuentra en constante formación para poder ayudar y asesorar a las Industrias y de esta manera garantizar la Seguridad Alimentaria, mejorando los conocimientos del equipo de esta y ayudándole para ofrecer garantía de seguridad y valor a los productos que ofrece al consumidor. Esto se consigue ofreciendo la solución más adecuada a las necesidades cada vez más exigentes a las que se enfrenta la Industria Alimentaria, donde la inmediatez cobra un papel protagonista junto con la formación. Como decía Benjamin Franklin: “Si el tiempo es lo más caro, la pérdida de tiempo es el mayor de los derroches”. Ellos se encargan de todo para que el cliente pueda disponer de su tiempo.

Además, creen en la necesidad de instaurar la Cultura de Seguridad Alimentaria en las Industrias del sector empezando por la dirección de la empresa y haciendo partícipe a todos miembros de la misma, ya que esta va unida a la responsabilidad de proporcionar productos alimentarios seguros a los clientes y, de paso, evitar retiradas y demandas costosas.

Ya son varias las Normas de Calidad que incorporan los requisitos de Cultura Alimentaria en su última versión. Además, el Reglamento 852/ 2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, relativo a la higiene de los productos alimenticios también incluye este concepto en su actualización más reciente.

Los procesos judiciales y el daño a la reputación de la marca, así como el coste económico y la retirada de productos ocasionados por la contaminación por patógenos, cuerpos extraños, etc. son un incentivo para contar con la figura del Consultor, que posee conocimientos en las áreas de Seguridad Alimentaria, Normas de Calidad y Área Legislativa, de formación y de investigación (I+D+I), para velar por la seguridad de los productos de la empresa para la que trabaja.

En Tecoal, creen en el poder e importancia de la formación y es por eso que ofrecen una amplia oferta y cuentan con un Departamento propio que trabaja mano a mano con los Departamentos de Seguridad Alimentaria, Normas e I+D+I con el objetivo común de formar y concienciar a manipuladores, responsables de producción y de calidad para cumplir con los requisitos legales, además de alcanzar los niveles de calidad cada vez más exigentes del mercado.

En los últimos años, se han especializado también como asesoría y formación ambiental, disponiendo ya de la acreditación por parte de la Administración Competente para impartir los certificados de profesionalidad “Mantenimiento higiénico-sanitario de instalaciones susceptibles de proliferación de microorganismos nocivos y su diseminación por aerosolización” y “Control de Plagas”, entre otros cursos.

Comparte esta noticia:

Suscríbete a Pymes Magazine

* Campos obligatorios

NOTICIAS RELACIONADAS