La temporada de las acelgas

Carmen Garrido Ordóñez. Graduada en Nutrición Humana y Dietética
Carmen Garrido Ordóñez. Graduada en Nutrición Humana y Dietética

Tal vez no sea de los vegetales más conocidos ni más atractivos de comer, sobre todo para los más pequeños de la casa, pero eso no tiene que quitarnos la idea de su riqueza nutricional y de su importante papel en una dieta saludable y mediterránea, por sus múltiples propiedades beneficiosas. 

Hay que destacar su alto contenido en vitaminas y minerales, como son: calcio, hierro, potasio y magnesio. Consumiendo 200g de acelgas  se cubren entre el 30-50% de las necesidades diarias de todos estos minerales. 

En cuanto a las vitaminas, son ricas en vitamina K, vitamina C y vitamina E. Además, si la comparamos con la espinaca, mucho más apreciadas, la acelga la supera en magnesio, provitamina A y ácido fólico (vitamina B9), y la iguala en vitaminas B1 y B2. Otro dato interesante es su bajo contenido calórico, por lo que su relación entre calorías y nutrientes viene a ser de 1 al 10.

Con esta composición nutricional las acelgas nos van a aportar una gran variedad de propiedades beneficiosas para nuestra salud. Las más importantes son:

-Beneficia al sistema gastrointestinal y al control del colesterol y triglicéridos en sangre, por su alto contenido en fibra soluble

-Mejora la circulación sanguínea y fortalece los huesos, gracias al importante contenido en vitamina K.

-Favorece una buena salud cardiovascular-

-Es una gran aliada en el proceso de pérdida y mantenimiento de un peso saludable.

A la hora de consumirlas, existen más recetas de las que pensáis y que hacen de las acelgas un alimento rico y apetitoso. Os muestro una de ellas:

Cazuela de acelgas gratinadas:

1º-Limpiamos las acelgas y nos quedamos con las hojas, separándolas de las acelgas.

2º-Cortamos las hojas en trozos y las cocemos a fuego medio-alto durante 5 minutos.

3º-Una vez escurridas, se saltean en una sartén a fuego medio con ajito picado, cebolla y aceite (2-5 minutos). Sal y pimienta al gusto.

4º-Echa las acelgas en cazuelas de barro individuales para horno y cúbrelas con mozzarella rallada por encima.

5º-Hornear durante 8 minutos a 220º hasta que queden bien gratinadas y, ¡a disfrutar!

Comparte esta noticia:

Suscríbete a Pymes Magazine

* Campos obligatorios

NOTICIAS RELACIONADAS